Claudia Sheinbaum y Xóchitl Gálvez polarizan el segundo debate presidencial con acusaciones y descalificaciones - NewssMex

Breaking

lunes, 29 de abril de 2024

Claudia Sheinbaum y Xóchitl Gálvez polarizan el segundo debate presidencial con acusaciones y descalificaciones

Candidatas Presidenciales en Modo Frontal: Acusaciones y Descalificaciones Dominan el Segundo Debate

Xóchitl Gálvez, tras su desempeño en el primer debate, decidió coordinarse exclusivamente con su equipo cercano, retomando su conocido estilo frontal. 

Practicó repetidamente hasta el sábado con panistas como Santiago Creel, la senadora Kenia López Rabadán y Diana Vega, su hija. Mientras tanto, los líderes nacionales del PRI, PAN y PRD, incluyendo al presidente del PAN, Marko Cortés, el priista Alejandro Moreno, y el perredista Jesús Zambrano, se limitaron a dar declaraciones optimistas.


Gálvez, candidata de la coalición Fuerza y Corazón por México, centró su estrategia en enumerar e insistir en presuntos actos de corrupción y negligencia. Por otro lado, Claudia Sheinbaum, candidata de la coalición Sigamos Haciendo Historia, dedicó varios días previos al segundo debate a practicar con miembros de su equipo de campaña.

Ambas candidatas manejaron su agenda del domingo con gran hermetismo. En respuesta a las acusaciones de Gálvez, Sheinbaum mencionó contratos que la empresa de Gálvez recibió cuando fue jefa delegacional de Miguel Hidalgo y como funcionaria federal con el entonces presidente Vicente Fox.


El segundo debate presidencial se convirtió en un intercambio de acusaciones y descalificaciones que subieron de tono entre ambas candidatas. Sheinbaum se refirió a Gálvez como la candidata del “PRIAN”, mientras que Gálvez se refirió a Sheinbaum como “la candidata de las mentiras”.


En el último tramo del debate, Sheinbaum llamó a Gálvez “la corrupta”, a lo que Gálvez respondió llamándola “narcocandidata”. Gálvez también recordó a Carlos Imaz, exesposo de Sheinbaum, quien hace 20 años fue noticia al recibir sobornos de miles de dólares del empresario Carlos Ahumada. Sheinbaum desestimó el caso como algo viejo y ya aclarado.

El debate concluyó con la sentencia de Sheinbaum: “Se puede bajar más en las encuestas cuando se pierde la dignidad”. El cronómetro del INE marcó que faltaban 34 días, 10 horas y dos minutos para las elecciones.