Claudia Sheinbaum tacha a la “marea rosa” como “Simulación” y afirma Ventaja

La candidata presidencial de la coalición Sigamos Haciendo Historia, Claudia Sheinbaum, calificó la manifestación conocida como “marea rosa” como una “simulación” y expresó que ni esta manifestación ni el apoyo de intelectuales a Xóchitl Gálvez, candidata de la oposición, influirán en las preferencias electorales que la ubican en primer lugar.

Sheinbaum señaló en una conferencia de prensa que no había sorpresa en los firmantes del desplegado en respaldo a Gálvez, pues ya se sabía que apoyaban al PRI y al PAN.


Mencionó a figuras como Héctor Aguilar Camín y Jorge Castañeda, indicando que siempre habían apoyado a Gálvez y diseñaron su esquema de participación en los debates. También mencionó a Rossana Reguillo, ex directora de Signa Lab, cuestionando la imparcialidad de la empresa en el primer debate presidencial.

En cuanto a la “marea rosa,” Sheinbaum afirmó que era una forma de organización de la oposición y no cambiaría la percepción ni el voto de la ciudadanía. Reiteró que la narrativa de que el presidente es autoritario y que ganando Morena se acabaría la democracia era refutada por la libertad de manifestación demostrada.


Sheinbaum también acusó a la oposición de comprar credenciales de elector para impedir que las personas voten. 


Explicó que el mecanismo consiste en comprar la credencial por un mes, ofreciendo dinero para que no voten, y devolviéndolas después de las elecciones. Mencionó que en Iztapalapa se llegaban a pagar hasta 1,500 pesos por credencial y en Durango, 8,000 pesos.

A 11 días de la elección, Sheinbaum hizo un llamado a votar masivamente el 2 de junio, asegurando que una amplia diferencia de votos garantizaría su triunfo y evitaría cuestionamientos. 

Concluyó expresando su satisfacción por el apoyo ciudadano y la confianza en ganar las elecciones.