¿El estrés causa úlceras en el estómago?

Sora Shimazaki/Pexels

El estrés no es una causa directa de úlceras pépticas, Según la Mayo Clinic, las causas principales de las úlceras pépticas suelen ser la infección por la bacteria Helicobacter pylori (H. pylori) y el uso crónico de medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINEs). pero puede contribuir al desarrollo o empeoramiento de las mismas. Aquí está la razón:

1. H. pylori y antiinflamatorios no esteroides (AINEs): Las causas más comunes de úlceras pépticas son la infección por la bacteria H. pylori y el uso prolongado de AINEs. Sin embargo, el estrés puede aumentar la producción de ácido en el estómago, lo que puede hacer que las úlceras pépticas sean más dolorosas o empeorar los síntomas en personas que ya las tienen.

2. Cambios en el estilo de vida: Cuando una persona está bajo estrés, a menudo puede llevar a cambios en el estilo de vida que aumenten el riesgo de úlceras pépticas. Esto incluye comer en exceso o consumir alimentos poco saludables, fumar o beber alcohol en exceso, lo que puede agravar el riesgo de desarrollar úlceras o empeorar los síntomas si ya están presentes.


3. Dolor y malestar: El estrés puede aumentar la percepción del dolor y el malestar, lo que significa que una persona que tiene úlceras pépticas puede sentir más dolor o malestar si está bajo estrés.

La respuesta natural de su cuerpo al estrés también aumenta el ácido del estómago, una fuente de úlceras


Asimismo, es importante destacar que las personas que experimentan estrés a menudo recurren al uso de medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINEs) para aliviar el dolor. Como mencionamos previamente, este tipo de medicación puede aumentar el riesgo de desarrollar úlceras estomacales.

Además, en ciertas ocasiones, las personas que sufren de estrés tienden a aumentar su consumo de alcohol y tabaco. Estos son factores conocidos por agravar las úlceras.

¿Cuáles son los síntomas de las úlceras?


Dolor de estómago ardiente
 
Sensación de plenitud, hinchazón o eructos
 
Intolerancia a los alimentos grasos
 
Acidez estomacal
 
Náuseas

Comparte esta nota!