Hacienda da y quita: Sube apoyo fiscal a la gasolina Magna, pero aplica ‘tijerazo’ al Diésel

El Financiero

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SCHP) ha incrementado una vez más el estímulo fiscal para la gasolina Magna, marcando así su quinto aumento semanal consecutivo. No obstante, el apoyo para el diésel se ha reducido casi a la mitad.

De acuerdo con lo publicado el viernes en el Diario Oficial de la Federación (DOF), la SCHP anunció que no habrá estímulo fiscal para la gasolina Premium en la última semana de febrero, manteniendo la tendencia que se observa desde octubre de 2023.


Para la semana del 24 de febrero al 1 de marzo, el estímulo fiscal para la gasolina Magna o regular será del 15.48 por ciento, lo que equivale a 0.9557 pesos. Esto significa que los consumidores pagarán 5.2195 pesos de Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS) por cada litro comprado en las estaciones de servicio.

Por otro lado, la gasolina de mayor octanaje (Premium) continuará sin estímulo, lo que implica que los conductores deberán pagar el total del IEPS, que asciende a 5.5751 pesos por litro.

Aunque el diésel seguirá contando con apoyo fiscal la próxima semana, este se ha reducido considerablemente en comparación con el periodo anterior. En esta ocasión, el estímulo será del 14.59 por ciento, equivalente a 0.9901 pesos por litro, por lo que su costo será de 5.7964 pesos por litro.


Es importante recordar que la semana pasada, el estímulo fiscal para el diésel fue del 52.97 por ciento, es decir, 3.4458 pesos por litro.

Según el último informe de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), en su sección 'Quién es quién en los precios de la gasolina', el precio promedio nacional de la gasolina Magna es de 23.06 pesos por litro. En el caso de la gasolina Premium, el precio es de 24.63 pesos por litro, mientras que el diésel se sitúa en 24.93 pesos por litro.


El Servicio de Administración Tributaria (SAT) define el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) como “el gravamen que se paga por la producción y venta o importación de gasolinas, alcoholes, cerveza y tabacos, entre otros bienes”. Al igual que el IVA, es un impuesto indirecto, ya que los contribuyentes no lo pagan directamente, sino que lo trasladan o cobran a sus clientes (excepto en importación) y solo lo reportan al SAT.

En el caso de las gasolinas, el gobierno otorga estímulos fiscales para evitar el aumento de los precios y que los mexicanos paguen más por el combustible. Este apoyo se publica semanalmente en el DOF, donde se informan los porcentajes, los montos y las cuotas reducidas del IEPS.

COMPARTE ESTA NOTA!


Únete a nuestro canal en

👉¡Whatsapp! (Click Aquí)👈