Disminuyó la paz en 17 de los 32 estados del país - NewssMex

Breaking

miércoles, 15 de mayo de 2024

Disminuyó la paz en 17 de los 32 estados del país

En 17 de 32 estados de la República mexicana disminuyó la paz, durante 2023, según los resultados del Índice de Paz 2024 de México.

Según los datos mostrados en el trabajo, elaborado por el Instituto para la Economía y la Paz, Aguascalientes, Campeche, Chihuahua, Ciudad de México, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Tamaulipas y Yucatán, fueron las entidades en donde aumentó la violencia.


Las mediciones del Instituto mostraron que el estado que tuvo la mayor disminución de paz fue Morelos con una variación de 10.71%, luego de pasar de un puntaje de 3.724, en 2022, a 4.123 en 2023. Detrás; Quintana Roo, que tuvo 3.482 en 2022 y 3.678 en 2023 (5.63% más), y Nayarit, que pasó de 1.975 a 2.080 (5.32% más).

Por otro lado, Veracruz, Baja California, Chiapas, Colima, Querétaro, Jalisco, Tlaxcala, Estado de México, Coahuila, Baja California Sur, Tabasco, Sonora, Durango, Michoacán y Zacatecas fueron las entidades en las que aumentó la paz.


Zacatecas, que pasó de 4.627 a 3.791 (18.07% menos) fue la entidad que más crecimiento tuvo entre las dos últimas mediciones; esto al tomar en cuenta que una calificación más baja indica que el estado es más pacífico.

Michoacán, que pasó de 3.303 a 3.000 (9.17% menos); Durango, de 2.152 a 1.961 (8,88% menos); Sonora, de 3.498 a 3.254 (6.98% menos), y Tabasco, que tuvo 2.448 en 2023 y 2.278 en 2024 (6.94% menos), estuvieron detrás.


A nivel nacional, la calificación de paz pasó de 2.959, en 2022, a 2.917, en 2023, lo que significó un mejoramiento de paz del 1.4 por ciento.

Tasa de homicidios

A pesar de que el Instituto para la Economía y la Paz aseguró que han existido mejoras en los últimos años, la tasa de homicidios, el año anterior, fue 54.1% más alta que la cifra de 2015.

Se informó que, durante el 2023, hubo alrededor de 30,500 víctimas de homicidio, lo que equivale a un promedio de aproximadamente 84 asesinatos por día.

También, se detalló que los cambios en los niveles de homicidio han sido impulsados principalmente por grupos delictivos organizados.

“Se estima que la proporción de homicidios asociados con los crímenes de la delincuencia organizada aumentó 145% entre 2015 y 2022. Esto significa que, en los últimos nueve años, el número anual de homicidios relacionados con la delincuencia organizada aumentó de unos 8,000 a aproximadamente 20,000, mientras que el número no relacionado con la delincuencia organizada tuvo un cambio comparativamente menor”, se lee en el Índice.


Además, el Instituto compartió que, aunque sólo 2% de los municipios de México registraron la mitad de todos los casos de homicidio, la violencia se extiende por entornos urbanos, semiurbanos y rurales en todo el país; lo que refleja la complejidad y la amplitud del problema de seguridad que enfrenta el país.

“En 2023, Colima registró la tasa de homicidios más alta de todos los estados en los últimos nueve años, con 111 muertes por cada 100,000 habitantes”, compartió. Según la medición, Morelos, Baja California, Zacatecas y Chihuahua también registraron tasas altas de homicidio.

Mientras que, Yucatán, Baja California Sur y Coahuila fueron los tres estados que registraron una baja tasa de homicidios en 2023.

¿Cuánto cuesta la violencia?

El impacto económico de la violencia en México fue de 4.9 billones de pesos, en el 2023, lo que equivale al 19.8% del PIB del país. Esta cifra es similar a lo que aporta al PIB Nacional la Ciudad de México pues, durante 2022, la capital del país aportó 14.6% del total de la República, gracias a sus 4.3 billones de pesos.

“En términos per cápita, el impacto económico fue de 37,430 pesos, más del doble del salario promedio mensual de un trabajador mexicano”, indicó la organización. Esta cantidad fue superior a los 35,705 pesos que registró el Índice anterior.


El análisis muestra que el gasto en defensa en México es sustancialmente menor en comparación con el promedio mundial, representando solo 0.65% del PIB, frente al 1.7% global. Asimismo, el gasto en justicia y seguridad pública se sitúa muy por debajo de los niveles regionales e internacionales, siendo menos de la mitad del promedio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico y apenas 0.65% del PIB mexicano en 2023.

“Para enfrentar el crimen y la violencia de manera más eficaz, el sistema judicial de México necesita principalmente una mayor inversión”, aseguró el Instituto para la Economía y la Paz.