Ejército israelí encuentra el cuerpo de Orión Hernández, ciudadano mexicano secuestrado por Hamás

El Ejército israelí rescató esta madrugada los cuerpos del ciudadano Orión Hernández, en Yabalia, en el norte de la Franja de Gaza, junto con el de otros dos rehenes secuestrados el 7 de octubre.

“Según información de inteligencia verificada en nuestro poder, los rehenes fueron asesinados durante la masacre del 7 de octubre y secuestrados en la intersección de Mefalsim hacia Gaza por terroristas de Hamás”, indicó el Ejército en un comunicado.


El rescate de los cuerpos se llevó a cabo en una operación conjunta entre el Ejército y la agencia de seguridad Shin Bet, basada en “inteligencia precisa obtenida y analizada en los últimos días” por el departamento creado específicamente para hallar a los rehenes.

“Al inicio del operativo se desarrollaron intensos combates en la zona”, señaló el Ejército, que la semana pasada rescató otros cuatro cadáveres de rehenes también en Yabalia.


Los cuerpos han sido ya identificados en el Instituto Forense Nacional de Israel y la Policía israelí, y sus respectivas familias han sido notificadas.

“El triste regreso de Michel, Hanan y Orión es otra angustia para las familias de los rehenes, que comparten el dolor, la tristeza y la preocupación interminable. 


Su regreso para el entierro proporciona un cierre importante para los miembros de la familia. Hay que esforzarse para traer de vuelta a Israel a todos los rehenes asesinados”, indicó el Foro de las Familias de Rehenes y Desaparecidos.

El Foro reclamó de nuevo al gobierno de Benjamín Netanyahu que “vuelva a enviar a los equipos de negociación con la demanda clara de lograr un acuerdo que permita devolver rápidamente a todos los rehenes a sus hogares: los vivos para su rehabilitación y los asesinados para su entierro”.

Netanyahu envió un mensaje de condolencias a las familias “con profundo dolor” y alabó el trabajo de la brigada Tzáhal del Ejército, que “con gran valentía en territorio enemigo”, pudieron rescatarlos y devolverlos a sus familias para recibir sepultura.