GPT-4 será tu próximo broker financiero: ya supera las predicciones humanas

Era cuestión de tiempo que una máquina superase las predicciones financieras de los humanos. Esto es lo que acaba de conseguir GPT-4, el modelo de lenguaje de OpenAI que ha sido el protagonista en la última investigación de la Universidad de Chicago. La resolución ha determinado que la IA es capaz de rivalizar con las decisiones de profesionales del análisis financiero. De hecho, en algunos casos ofrece mejores resultados que los propios humanos.

El grosso de la investigación se ha centrado en comprobar el rendimiento de GPT-4 a la hora de analizar estados financieros, consultar el futuro de ciertas empresas y predecir cómo actuará el mercado bursátil para determinar si habrá ganancias para los inversores. Es decir, el trabajo de un broker en cualquier parte del mundo.




Pues bien, los resultados ofrecidos están dejando con la boca abierta a los profesionales del sector, que están viendo como el modelo de lenguaje de OpenAI es capaz predecir el futuro financiero con un margen de error menor al de sus propios análisis.

Según la investigación, GPT-4 consiguió predecir las ganancias futuras con una precisión del 60%, mientras que los profesionales humanos rondan entre el 53 y 57% en el mismo trabajo. Y aunque pueda no parecer mucho, en el ámbito financiero un porcentaje minúsculo puede suponer una diferencia abismal cuando se trata de ganar dinero, por lo que muchos ya están frotándose las manos.


Ahora bien, estos increíbles resultados no se han conseguido con un simple prompt. La investigación ha recurrido a las 'chain-of-thought' o 'cadenas de pensamiento' para poder conseguir las mejores predicciones. ¿Qué son? Estas entrenan a la IA para que piense como un verdadero analista financiero, determinando qué es importante en cada caso, cómo estudiar las empresas implicadas o por qué un resultado de cuentas es más relevante que otro.

Es decir, desde la Universidad de Chicago han conseguido que GPT-4 piense como un broker y actúe en consecuencia utilizando todo su potencial computacional y su amplísima base de datos para predecir el futuro financiero. Ellos mismos afirman que gracias a las cadenas de pensamiento, la IA fusiona las ventajas de un analista humano y las capacidades de cálculo y compresión de un gran modelo de lenguaje, lo que se convierte en la dupla casi perfecta para determinar cómo se moverá el mercado.




De hecho, no es algo futurista o que vaya a llegar dentro de muchos años, pues tras la investigación ya es posible probar una versión de ChatGPT entrenada para ser analista financiero y que los usuarios puedan conocer las bondades de la IA en la predicción de inversiones.

Financial Statement Analyzer ya está disponible en la GPT Store para que los más curiosos realicen pruebas y comprueben el potencial de la IA en la predicción del futuro bursátil. Eso sí, que GPT-4 sea mejor que los humanos no significa que no falle, por lo que hacerle caso no te librará de los riesgos.